Clinik Psicologos terapia Alcorcon
Clinik Psicologos terapia Alcorcon
Entrevista informativa gratuita. Solicítela al Tf. 91 2780178
Entrevista informativa gratuita. Solicítela al Tf. 91 2780178 

Terapia Breve Estratégica

     El enfoque estratégico en psicoterapia puede ser definido como «el arte de resolver problemas complejos humanos mediante soluciones aparentemente simples». Con el aval de una rigurosa metodología de investigación empírico-experimental, el enfoque estratégico en psicoterapia representa una perspectiva revolucionaria respecto a los modelos convencionales de intervención psicoterapéutica, y en su base se encuentra una teoría compleja y avanzada. Una característica distintiva de este modelo de terapia es su capacidad de producir cambios en tiempos breves (generalmente algunos meses) incluso en casos de trastornos muy enraizados y que persisten desde hace años. 

 

 

Fuentes epistemológicas

 

     El modelo estratégico está basado en una epistemología avanzada en la que se recogen y confluyen múltiples fuentes: la teoría de la comunicación nacida en el campo antropológico con G. Bateson, los desarrollos constructivistas de la teoría cibernética (von Foerster y von Glasersfeld), los estudios sobre el lenguaje persuasivo de Milton Erickson, los principios teórico-aplicativos de la comunicación desarrollados por Watzlawick, Weakland, Fisch, Jackson en el Mental Research Institute de Palo Alto (California), y por último las más recientes aportaciones del modelo de Nardone (Escuela de Arezzo, Italia) con la creación de protocolos específicos de tratamiento y el desarrollo del dialogo estratégico.

 

 

Psicopatología y tratamiento

 

     Una premisa básica del enfoque estratégico es que, aunque los problemas y el sufrimiento humanos puedan parecer complejos y persistir durante años, no por esto deben requerir soluciones asimismo largas y complicadas.

 

     Cuando se habla de problemas psicológicos, de hecho, se suele pensar que son necesarias intervenciones psicoterapéuticas a largo plazo, la mayoría de las veces imaginadas como un largo y fatigoso viaje hacia el propio pasado en busca de la causa del problema.

 

     La terapia breve estratégica, en cambio, es una intervención breve y focalizada, orientada hacia la extinción de los síntomas, por una parte, y hacia la reestructuración de la percepción que la persona tiene de sí misma, de los otros y del resto del mundo, por otra parte. En otras palabras, el objetivo principal de un terapeuta estratégico es el de resolver rápidamente los problemas y trastornos que pueden convertirse en invasivos e invalidantes, no sólo para el paciente que los sufre, sino para quienes le rodean.

 

     A diferencia de las tradicionales teorías psicológicas y psiquiátricas, un terapeuta estratégico no utiliza ninguna teoría sobre la «naturaleza humana» y, por tanto, tampoco definiciones relativas a la «normalidad» o «patología» psíquica. Desde este punto de vista, nos interesa más bien la «funcionalidad» o «disfuncionalidad» del comportamiento de las personas o su modo de relacionarse con la propia realidad. Cuando nos encontramos ante una dificultad —sea personal, relacional o profesional—, la primera cosa que se nos ocurre hacer para resolverla es utilizar una estrategia que nos parece eficaz, a menudo porque ha funcionado en el pasado para una dificultad similar. Si la estrategia elegida funciona, la dificultad se resuelve pronto. Ocurre a veces que nuestra estrategia no funciona como habíamos esperado y esto nos lleva a intensificar ulteriormente nuestros esfuerzos en esa dirección, ya que la solución pensada nos sigue pareciendo todavía la más lógica, la más obvia, o la única posible.

 

     Pero cuanto más aplicamos esta estrategia, la dificultad inicial no sólo no se resuelve, sino que tiende a complicarse, transformándose en un verdadero problema. En estos casos son los mismos esfuerzos que la persona lleva a cabo en la dirección del cambio los que mantienen la situación invariable; es decir, las “soluciones intentadas” llevadas a cabo por el individuo y las personas de su entorno para intentar resolver el problema acaban por alimentarlo determinando así su persistencia. Estos intentos de solución a menudo son reconocidos por la propia persona como no funcionales, pero, no obstante, no consigue hacer otra cosa, desarrollando así una profunda desconfianza en la posibilidad de un cambio en la situación problemática. Desde un punto de vista estratégico, pues, para cambiar una situación problemática no es necesario desvelar las causas originales (aspecto sobre el cual, por otra parte, no se tendría ninguna posibilidad de intervenir), sino trabajar sobre cómo esto se mantiene en el presente, debido a la reiterada repetición de las «soluciones intentadas» puestas en práctica.

 

     La terapia estratégica ha resultado ser muy eficaz en numerosos trastornos: los trastornos de ansiedad (ataques de pánico, agorafobia, ansiedad generalizada, fobia social, trastornos de estrés postraumático, fobias específicas, obsesiones, compulsiones, hipocondría); los trastornos de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia, síndrome del vómito); la depresión en sus diferentes formas; los trastornos sexuales; los problemas de pareja; los problemas de la infancia y adolescencia.

 

Contacto

Clinik Psicólogos Alcorcón

C/Príncipe Don Juan Carlos

núm. 1 LOCAL 4 POSTERIOR

28924 Alcorcón

  

      Póngase en contacto

a través del teléfono  

 

Tfno. 91 2780178

 

Horario

Lunes a Viernes 10:00 a 21:00 horas (previa petición de cita)

 

Premio a la Excelencia Empresarial AFES 2015

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© 2019 CLINIK Psicólogos / Tf. 912780178 / info@clinikpsicologos.com


Llamar

E-mail

Cómo llegar